Nazioa, Estatua eta Nazio-Estatua

Joxe Iraurgi

NACIÓN: Anthony D. Smith define la nación de la siguiente forma: «una comunidad humana con nombre propio, asociada a un territorio nacional, que posee mitos comunes de antepasados, que comparte una memoria histórica, uno o más elementos de una cultura compartida y un cierto grado de solidaridad, al menos entre sus élites». Según Benedict Anderson una nación es «una comunidad política imaginada como inherentemente limitada y soberana». Roberto Augusto afirma que «una “nación” es lo que los nacionalistas creen que es una “nación”», porque ese concepto «no significa nada fuera de la teoría que lo ha creado para sus propósitos». Ernest Gellner da dos definiciones de este concepto, que califica de provisionales e insuficientes:

En otras palabras, las naciones hacen a la persona; las naciones son los constructores de las convicciones, fidelidades y solidaridades de las personas. Una simple categoría de individuos (por ejemplo, los ocupantes de un territorio determinado o los hablantes de un lenguaje dado) llegan a ser una nación cuando los miembros de la categoría se reconocen mutua y firmemente ciertos deberes y derechos en virtud de su común calidad de miembros. Es ese reconocimiento del prójimo como individuo de su clase lo que los convierte en nación, y no los demás atributos comunes, cualesquiera que puedan ser, que distinguen a esa categoría de los no miembros de ella.

ESTADO: El concepto de Estado difiere según los autores, pero algunos de ellos definen el Estado como el conjunto de instituciones que poseen la autoridad y potestad para establecer las normas que regulan una sociedad, teniendo soberanía interna y externa sobre un territorio determinado. Por ello se hallan dentro del Estado instituciones tales como las fuerzas armadas, la administración pública, los tribunales y la policía, asumiendo pues el Estado las funciones de defensa, gobernación, justicia, seguridad y otras, como las relaciones exteriores.

Probablemente la definición más clásica de Estado, fue la citada por el jurista alemán Hermann Heller que define al Estado como una “unidad de dominación, independiente en lo exterior e interior, que actúa de modo continuo, con medios de poder propios, y claramente delimitado en lo personal y territoria “No Asimismo, como evolución del concepto se ha desarrollado el “Estado de Derecho” por el que se incluyen dentro de la organización estatal aquellas resultantes del imperio de la ley y la división de poderes (ejecutivo,  legislativo y  judicial) y otras funciones, como la emisión de moneda propia.

ESTADO NACIÓN: Organización política de población homogénea que comparte  cultura, lengua y la legislación romano germánica ( vertical de arriba abajo), con un gobierno que sirve a los intereses de esta. No hay en el mundo ningún pueblo con esa homogeneidad, pero si que se aproximan.

El Estado-nación nace, históricamente, mediante el tratado de Westfalia, al final de la guerra de los Treinta Años (1648). Mediante este tratado se acaba con el antiguo orden feudal y se da paso a organizaciones territoriales y poblacionales definidas en torno a un gobierno que reconoce sus límites espaciales y, de poder.

El Estado anterior al S.XIX no servía a las naciones, ni siquiera a las comunidades; servia a Dios. Existia una concepción descencente del poder, por el derecho divino, se afirmaba que la autoridad descendía directamente de Dios al soberano y estos eran responsables únicamente ante Él. Las culturas particulares sólo interesaban en la medida en que obstaculizaran el cumplimiento del mandato divino.

En Occidente, la única excepción ha sido el Sacro Imperio Romano, el mandato de Dios se dividió entre reyes y el Papado. El papado trataría cuestiones religiosas y los reyes seculares. Luego los reyes dejaron de compartir esta autoridad, dejando al monarca como única fuente de derechos y exigencias. Esto aumentó en los siglos XVI y XVII (absolutismo monárquico).

En los siglos XVII y XVIII, hubo presiones para ampliar estas bases. Algunos de los reyes europeos, hicieron tareas para mejorar el bienestar de la población, sobretodo en Francia. A estos monarcas se los conoce como “déspotas ilustrados”, ya que las mejoras fueron limitadas.

El “ESTADO NAVARRO”: Es el primer Estado moderno europeo pluricultural, en el “ESTADO NAVARRO” han convivido árabes, judíos etc. y todos se sentían NAVARROS. Los infanzones navarros que eran el contrapoder se regían por el principio de: Pro Libertate Patria Gens Libera State (Estad en pie gente libre para la libertad de la patria) su impronta era “antes leyes que reyes”.

Qué es eso de que“SOMOS UNA NACIÓN Y TENEMOS  el DERECHO a DECIDIR”, NACIÓN FORAL y vamos a crear un ESTADO VASCO. El nacionalismo aranista y el gauchismo vasco le están poniendo en bandeja de oro al imperialismo franco español vaticanista, justo lo que éste necesita para legitimar su “NEGACIONISMO”, la colonización y ocupación permanente de muestro “ESTADO NAVARRO”.

El nacionalismo aranista y el gauchismo vasco lucha contra los “EFECTOS, olvidándose de las “CAUSAS”, predican la independencia pero viven muy cómodos en la dependencia. Es hora de que la sociedad se empodere en el “PARADIGMA NAVARRO”, pase de las instituciones impuestas  y cree instituciones alternativas con la legislación del DERECHO PIRENAICO o FUEROS DE LA LIBERTAD reactualizados.